• Home
  • Avenue
  • La historia de McIntosh durante el festival de Woodstock
Contáctanos:










La historia de McIntosh durante el festival de Woodstock

woodstock

Por Dennis Burger para Home Theater Review

Texto original en inglés: https://hometheaterreview.com/how-mcintosh-powered-woodstock/

Coincidiendo con el quincuagésimo aniversario de Woodstock este mes, que tuvo lugar entre el 15 y el 18 de agosto de 1969, en la granja de Yasgur en Bethel, Nueva York, ha habido un resurgimiento no sorprendente del interés por este acontecimiento histórico, junto con una buena cantidad de reexaminación y reflexión, impulsado en gran parte por la nueva serie de tres partes de PBS, Woodstock: Tres días que definieron una generación.

Lo que no se discute mucho en estos días, sin embargo, es el papel desempeñado por el la marca McIntosh en hacer posible el evento para empezar, y mantener el entretenimiento fluyendo frente a una calamidad tras otra, provocada por la mala planificación, el hacinamiento y el clima inesperado.

Para profundizar un poco más en esa historia, recientemente me senté con el actual presidente de McIntosh, Charlie Randall, quien creció cerca de la casa de la compañía en Binghamton, NY, y se unió al McIntosh en 1985 como aprendiz en el departamento de ingeniería. Se ha desempeñado como presidente de McIntosh Laboratory, Inc. desde 2001.

Dennis Burger: Comencemos discutiendo lo obvio: la conexión entre McIntosh y Woodstock y cómo se produjo.

Charlie Randall: No tenía la edad suficiente para estar en Woodstock, pero tengo suficiente conocimiento de la historia de la compañía para entender lo que ocurrió. Como usted probablemente sabe, Hanley Sound fue el equipo que armó el sistema, y fueron pioneros en tomar lo que usted consideraría un equipo de audio normal y comenzar a producir lo que hoy conocemos como sonido de concierto. Creo que su primera exposición a McIntosh en términos de hacer un gran evento fue el discurso inaugural de Lyndon B. Johnson en 1965.

charlie randall

DB: Espera, hagamos una pausa un segundo. Creo que la conexión McIntosh/Woodstock es una leyenda en el mundo del audio en este momento, pero lo de LBJ es nuevo para mí. ¿Cómo sucedió eso?

CR: En ese momento, los locales eran cada vez más grandes, y Hanley Sound estaba a la vanguardia de eso. Hanley fue el que fue contratado para montarlo, y muy poco después de que iniciaron Hanley Sound, querían el producto McIntosh y eso es lo que usaron.

Hanley conocía a McIntosh--ellos sabían más sobre las piezas de audio caseras, que en ese momento habrían sido como las piezas del tipo MC30-, MC40, que en realidad estaban destinadas al sonido estéreo en el hogar. Pero Frank McIntosh, después de estar en el ejército y cerca de los clubes GI, reconoció el hecho de que había una necesidad de amplificadores más grandes y mejores, especialmente en los días de guerra cuando enviaban artistas a diferentes países para entretener a las tropas.

Y luego, si avanzas un poco, sabemos cómo era cuando los Beatles llegaron a Estados Unidos [en 1965]: todo lo que se podía oír eran los gritos de la multitud, porque se reproducía por el sistema de sonido PA.

Así que eso es realmente lo que impulsó el deseo de McIntosh de ofrecer un mejor amplificador, y Hanley de ofrecer un mejor sonido. Y querían ser básicamente un vendedor en franquicia del producto McIntosh; sin embargo, durante ese tiempo la compañía no les dio la franquicia, porque iba a ser usada para el rock and roll, y esa no era realmente la dirección en la que la compañía quería posicionarse.

En 1968, teníamos los amplificadores MI350 y MC3500, que eran los mismos, pero el MI350 era más conocido para cosas industriales y comerciales, y el MC3500 se consideraba un poco menor, aunque la topología del amplificador era realmente la misma. 

McIntosh MC3500 bw

En ese momento, los otros competidores estaban haciendo amplificadores de potencia de 60 a 75 watts. Nadie estaba presionando mucho más allá de eso. Por lo tanto, ver un monobloque de tubo de vacío de 350 watts en ese momento no era posible para muchos fabricantes y McIntosh ha sido conocido durante mucho tiempo por construir un amplificador mejor y más potente con menor distorsión y mejor señal-a-ruido. Y quizás lo más importante: una mayor fiabilidad. Y eso es lo que llevó a Hanley a usar McIntosh. Lo que lo impulsó fue la tecnología que había detrás de lo que teníamos frente a lo que cualquier otra persona podía hacer durante ese período de tiempo. 

Pero Gordon Gow, el tipo que estaba a cargo de ventas y marketing en ese momento, no les permitió tener el MI350, así que tuvieron que conformarse con el MC3500. Y eso es lo que finalmente se usó en Woodstock en 1969.

Y en 1974, cuando Grateful Dead apareció en el Cow Palace con... creo que era MC2300, amplificadores estéreo, pero de nuevo, construidos sobre la misma arquitectura que el MC3500, que era monoaural.

DB: Por lo tanto, los amplificadores de Woodstock fueron diseñados para el mercado doméstico, aunque había una versión comercial disponible.

CR: Sí, en total eran veinte de los MC3500, localizados, lo creas o no, debajo del escenario, y todos sabemos que Woodstock durante el fin de semana se convirtió en un espectáculo de barro, así que había mucho que hacer entre bastidores, primero para mantener los amplificadores frescos, debido a la falta de flujo de aire, y segundo para mantenerlos secos.

Lo interesante es que el sistema fue configurado para ser, en cierto modo, dos sistemas de sonido PA, porque había mucha gente. Tenían lo que se llamaría el escenario principal, y luego tenían un sistema para enviar el sonido a la parte de atrás de la multitud. Los altavoces de la parte delantera eran bajos, mientras que los de la parte trasera eran altos. Y los amplificadores se dividieron en consecuencia. Pero lo único para esa época -tenga en cuenta que fue en 1969- en lugar de ejecutar sonido mono, estaban mezclando el sonido en estéreo. Por lo tanto, el sistema no estaba configurado para controlar una gran pila de altavoces mono.

DB: Así que, además de tener que mantener los amplificadores frescos y secos, también tenían un sistema de sonido bastante sofisticado -por el momento- para seguir funcionando….

CR: El chiste cuando se habla con cualquiera que haya estado involucrado con Hanley Sound es que todo lo relacionado con el festival fue un desastre, pero el sonido siguió funcionando. No tenían suficientes baños y el clima era un desastre, pero era fácil mantener a la multitud tranquila porque podían mantener el sonido fluido. Y también hacer anuncios públicos a través del sistema de sonido.

En cuanto a mantener los amplificadores frescos, tenían ventiladores que soplaban bajo el escenario, y los propios amplificadores estaban refrigerados por ventiladores. Pero lo que lo hizo viable para los técnicos -y había un par de tipos de Hanley Sound debajo del escenario todo el tiempo- era que la parte delantera del MC3500 tenía medidores de salida, así que podían ver realmente lo que hacían los amplificadores y asegurarse de que no estaban sobrecargados, de modo que la visibilidad les permitía controlar el sistema de esa manera.

DB: Usted mencionó anteriormente la línea de la compañía McIntosh de no abrazar la música rock. ¿Cómo y por qué cambió eso en el período previo a Woodstock?

CR: Creo que al principio la compañía estaba más orientada hacia la música de orquesta. Y la madurez de Frank McIntosh fue ciertamente un factor. Cuando se retiró a finales de los 70, tenía más de 70 años, así que puedes hacer los cálculos y adivinar cuál habría sido su percepción del rock and roll.  En cuanto a la industria de la música, el lado del rock, 1965 fue el año de los Beatles en el estadio Shea, y los estadounidenses más jóvenes estaban completamente de acuerdo, pero para los adultos mayores, pensaban que iba a arruinar el mundo. Así que, fue una división demográfica, seguro.

Pero a medida que la música más moderna se hizo más popular, entonces era inevitable que una compañía como McIntosh tuviera que respaldarla, sólo desde el punto de vista de quiénes eran los clientes que realmente compraban el producto.

DB: Entonces, ¿cómo cambió la evolución demográfica, y tal vez lo que es más importante, el uso de los productos McIntosh en eventos como Woodstock y el Muro del Sonido de Grateful Dead, en términos de percepción o desarrollo de productos?

CR: En términos de diseño de producto, si usted mira el producto típico de audio para el hogar en ese momento.... Quiero decir, 75 watts por canal en un sistema estéreo era mucha potencia. Durante este período de tiempo, todo el mundo estaba haciendo casi nada más que bulbos. Así que, para salir con un amplificador de 350 watts, durante esos días estaba obviamente destinado a este tipo de aplicaciones, y estoy seguro de que lo que pasó con los Beatles en el estadio Shea es lo que despertó el interés por los 3500, porque la compañía en `65, el amplificador más potente que teníamos en ese momento habría sido el MC275, que era de 75 watts en un lado.

Por lo tanto, la compañía tenía la intención y sabía, volviendo a lo que dije antes, que había una necesidad de un amplificador mejor, no sólo para el hogar, sino también para clubes y lo que finalmente se convirtió en estos grandes lugares de conciertos. Y por supuesto, sólo creció a partir de ahí. Así que, después de los 3500... bueno, los 3500 se transformaron en los 2300, que se transformaron en los 2500, que se transformaron en los 2600. El 2600 era de 600 watts estéreo.

Woodstock 69 Scott The Mac Racks David hero thumb 800xauto 21170

DB: Entonces, fue una especie de carrera armamentista en términos de poder…

CR: Sí, e incluso más allá del sonido de las salas de conciertos, esos productos llegaron a aplicaciones militares, como conducir transductores de sonar para hacer que los submarinos parezcan un banco de peces.

Y también se usaban para manejar los sistemas de música en espera en ciudades como Chicago. Con Bell Labs, usted tenía la opción de pagar cuando el operador telefónico, en lugar de simplemente ponerlo en espera, lo conectaba a la toma de música, y los amplificadores McIntosh estaban alimentando música a través de toda la ciudad. Ese es un aspecto muy bueno de la historia de la compañía, en cuanto a por qué los amplificadores se hicieron tan grandes en ese momento. Pero fue más allá de la mera reproducción del sonido. Como dije, en realidad se abrieron camino en los laboratorios de pruebas, ya sea Bell & Howell, incluso muchas de las compañías aeroespaciales los tenían por diferentes razones, para el radar y el sonar, cosas como esa.

DB: Y cosas como esa pueden llevar a una especie de bucle de retroalimentación (la necesidad de más energía fue impulsada por las grandes aplicaciones comerciales y luego se filtró al hogar), pero hablemos un poco sobre cómo ese aumento en la salida de energía llevó a otros cambios en el mercado de audio en el hogar.

CR: Incluso hoy en día, si observamos el tipo de altavoces que manejamos, un ejemplo perfecto es que, en los grandes cines caseros, hacemos muchos arreglos lineales. Y por supuesto, el array fue lo que se desarrolló para este tipo de aplicación de sonido para grandes salas. El Muro del Sonido de Greatful Dead era sólo un gran arreglo lineal. Y a los norteamericanos no nos gustan los espacios pequeños. Nuestras casas son el doble de grandes que en cualquier otra parte del mundo. Y un altavoz de tipo fuente puntual no es lo suficientemente grande para manejar una sala de cine en casa de 30 por 40 pies. Así que, obviamente, la solicitud de más potencia y más drivers para llenar ese espacio nos ha llevado muy lejos de los días de un Bozak [altavoz] con un tweeter y un woofer.

DB: ¿Cuál es el legado de Woodstock, en su opinión, y más específicamente: cuál es el legado de la participación de McIntosh en este espectáculo histórico?

CR: Para el público en general, es un momento icónico en la historia de Estados Unidos, especialmente si estás involucrado en la música o la cultura de alguna manera. Puedes ver a Woodstock como algo más que un concierto. Fue una experiencia cultural.

Y si se piensa en la hora en que se hizo, y en la capacidad de los sistemas de sonido en ese momento, entretener a una multitud tan grande es muy notable.

Para todos los estadounidenses, todo el mundo sabe lo que es Woodstock, aunque no lo hayan experimentado ellos mismos. Y, por supuesto, está el lugar en Bethel Woods, que está construido en la propiedad original donde ocurrió Woodstock, y es una experiencia cultural seguir disfrutando de la música allí y, si lo desea, incluso puede pasar por el museo.

Y desde el punto de vista de McIntosh como marca, para ser parte de este legado, todos los aficionados a los equipos de audio saben que McIntosh impulsó el espectáculo.

Por supuesto, eso también es cierto en el Muro del Sonido de The Grateful Dead. Y si miras las fotos, los amplificadores están en el frente y en el centro. Lo desafortunado es que en Woodstock, los amplificadores estaban debajo del escenario, pero con razón, porque era un evento al aire libre y esa era la única manera de mantenerlos secos.

Etiquetas: McIntosh,, woodstock

Sky Bet by bettingy.com